top of page
BLOG: Blog2
  • Foto del escritorColor Your Plate

Obesidad Infantil / Chilhood Obesity

Actualizado: 23 abr 2020

NOTE: If you prefer Englsih please scroll down.

La obesidad infantil se ha convertido en las últimas décadas en un grave problema de salud, el cual ha alcanzado proporciones epidémicas. El estilo de vida sedentario, horarios agitados, malos hábitos de alimentación y dietas altas en grasas y azúcares han contribuido a un aumento significativo en el peso corporal y el IMC de niños y adolescentes.

Las enfermedades que solían considerarse " Del Adulto", como la diabetes tipo 2, la presión arterial alta, el hígado graso, la hipercolesterolemia, etc., están surgiendo en edades tempranas y afectando a niños y adolescentes en todo el mundo; esto puede ser consecuencia de años de malos hábitos alimenticios.

Las predicciones en este asunto no son nada alentadoras, ya que el centro del control y prevención de las enfermedades en Estados Unidos (CDC), advierte que uno de cada tres niños nacidos en el año 2000 se volverá diabético a menos que cambien su forma de comer y se vuelvan más activos. Esto también traerá como consecuencia una crisis de salud en los Estados Unidos, ya que la diabetes solo le cuesta a esta nación $ 105 mil millones de dólares anuales; y se espera que esta cifra aumente a medida que aumenta la incidencia de la enfermedad (Wang y Dietz 2002, Macera y Wang 2000, Diabetes Research Working Group 1999).


Las condiciones relacionadas con la obesidad son:

Diabetes tipo 2, asma, presión arterial alta, enfermedad cardiovascular, colesterol alto, problemas articulares, trastornos del sueño, muerte prematura, problemas psicosociales, baja autoestima, mala imagen corporal, trastornos alimentarios, movilidad, actividad, aislamiento, problemas de peso en la edad adulta.

Recientemente se ha aceptado más socialmente el sobrepeso o la obesidad, ya que la mayoría de las personas tienen sobrepeso o algún grado de obesidad y la circunferencia de cintura de la mayoría de la población están por encima de las recomendaciones. (Florida State University, Banco de la Reserva Federal de Boston. Consulta económica)

El expresidente Barack Obama implementó un grupo de trabajo dedicado a ayudar a reducir la obesidad infantil a una tasa de menos del 5% para 2030. Las recomendaciones se estructuraron en torno a los mismos cuatro pilares que respaldan la iniciativa conocida como “Let’s Move” implementada por Michelle Obama; los cuales son:

1.- Empoderar a los padres y cuidadores para que tomen decisiones saludables para sus familias.

2.- Servir alimentos más saludables en las escuelas.

3.- Garantizar el acceso a alimentos saludables y accesibles.

4.- Promover el incremento de la actividad física.

Causas:

Las causas del sobrepeso y la obesidad son complejas, incluyendo:

1.- Genéticas. La obesidad tiende a ser prevalente en ciertas familias; La genética por sí sola no causa obesidad, esto ocurrirá solo cuando un niño coma más calorías de las que utiliza; esto esta muy relacionado a los hábitos que adquiere de sus padres y lo que observa en la familia.

2.- Metabólicas. Algunas enfermedades o trastornos pueden contribuir a la obesidad, como una función tiroidea baja, síndrome de Cushing, síndrome de ovario poliquístico, etc.

3.- Comportamiento. Cada vez más familias dependen de comidas rápidas, refrigerios procesados ​​y bebidas con alto contenido calórico debido a sus horarios agitados. Estos alimentos son ricos en grasas, azúcar y / o calorías y bajos en muchos otros nutrientes; por otro lado el consumo de alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales es reducido o nulo.

Algunos patrones asociados con la obesidad son comer cuando no se tiene hambre y comer mientras mira televisión o hace la tarea. Solo el 2% de los niños en edad escolar consume la cantidad recomendada de porciones de todos los grupos de alimentos, y más del 80% de los niños y adolescentes comen demasiada grasa total y el 90% comen demasiada grasa saturada.

4.- Ambientales. Existe una inclinación natural a ser influenciado por la apariencia y el comportamiento de las personas que nos rodean; Las personas obesas tienden a agruparse. Los adolescentes con sobrepeso tienen una probabilidad del 70% de ser adultos con sobrepeso u obesidad. Si uno de los padres es obeso, el niño tiene un 50% de posibilidades de convertirse en un adulto obeso, y si ambos padres son obesos, el niño tiene una probabilidad del 80%. Por otro lado, si ambos padres tienen un peso normal, el niño tiene un 5-8% de posibilidades de convertirse en un adulto obeso.

5.- Culturales. Algunos países dependen de alimentos ricos en calorías, azúcar y grasas; así como también del uso excesivo de almidones y harinas blancas en muchos de sus platillos. En algunos países, el uso de frutas y verduras frescas es muy poco debido a la baja disponibilidad o al costo excesivo.

6.- Estado socioeconómico. Los bajos ingresos familiares y el hecho de tener padres que no trabajan están asociados con una mayor ingesta de calorías para el nivel de actividad.

7.- Inactividad física. Menos de uno de cada cuatro niños estadounidenses realizan 30 minutos o más de actividad física por día, y más de tres de cada cuatro no realizan más de 20 minutos de actividad física vigorosa por semana. La popularidad de la televisión, las computadoras y los videojuegos se traducen en un estilo de vida más sedentario (inactivo); aumentando la prevalencia de obesidad en niños y adolescentes

9 millones de niños y adolescentes en edad escolar tienen sobrepeso en un grado que afecta directamente su salud (16% promedio nacional). (kids health.com)

Diagnóstico

El Pediatra ó Doctor primario evalúa el peso de un niño durante los controles regulares y las visitas al consultorio. Los problemas de peso rara vez surgen rápidamente, sino que se desarrollan con el tiempo.

Hay dos herramientas principales que los profesionales de la salud utilizan para evaluar el peso de un niño:

Las Tablas de crecimiento:

Estas tablas se utilizan de los 2 a los 20 años durante el desarrollo de un niño o niña hasta la adolescencia, para ir evaluando el crecimiento, tanto en altura como en peso, en comparación con otros niños de la misma edad, así como para también observar cómo cambia el cuerpo de un niño (a) con respecto a si mismo.

Estas tablas hechas por el CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades) se basan en la medición de miles de niños de la misma edad, y son las que utilizan casi cualquier médico o dietista. Sin embargo, estas tablas no toman en cuenta las características individuales de cada niño, es decir no toman en consideración el patrón de crecimiento de cada niño pues esto es una variable importante, ya que no todos los niños se desarrollan a la misma edad y algunos niños pueden aumentar de peso antes del crecimiento acelerado, pero esto no significa necesariamente que se estén volviendo obesos.

Muchos médicos o nutricionistas definen la obesidad en un niño que pesa 20% o más por encima del rango saludable.

Porcentaje de grasa corporal:

El porcentaje de peso corporal que es masa grasa es un buen indicador de obesidad. Los niños con un porcentaje de grasa mayor a 25% y las niñas mayor a 32% se consideran obesos. Sin embargo, esto es difícil de medir debido a la necesidad de equipos especiales y técnicos capacitados.


Índice de masa corporal (IMC) ó BMI en Inglés:

Esta medida se utiliza para evaluar el peso en relación con la altura. Es lo mismo que el índice de masa corporal utilizado para identificar la obesidad en adultos. El IMC se define en peso en kilogramos dividido por la altura en metros cuadrados (kg / m2). El IMC está estrechamente relacionado con el porcentaje de grasa corporal, pero es más fácil de medir ya que es solo una fórmula. Este es el estándar que se utilza para definir la obesidad en adultos, pero su uso en niños no es universalmente aceptado.

El IMC se interpreta de manera diferente para adultos y para niños. Hay tablas separadas para hombres y mujeres, y los adultos no usan percentiles en absoluto. Las graficas que se utilizan para los niños y adolescentes tienen en cuenta el crecimiento porque es común que los niños aumenten de peso durante ciertos momentos de la infancia, como la pubertad.

Las gráficas de IMC para niños utilizan percentiles para ayudar a los niños y adolescentes a ver su IMC en comparación con un grupo muy grande de personas de la misma edad y sexo. Un peso saludable sería mayor o igual que el 5 percentil pero menor que el percentil 85.

Los CDC sugieren dos niveles de preocupación para los niños según los cuadros de IMC para la edad:

1.- "Sobrepeso" mayor o igual al 85 percentil pero menor de 95

2.- "Obeso" mayor o igual al 95 percentil

Pero el IMC puede tener un rango de error asi que no lo podemos utilizar como única herramienta al evaluar el peso de alguien. Por ejemplo un niño más musculoso puede tener un peso mayor y por lo tanto un IMC alto pero no necesariamente es por un exceso de grasa corporal; por otro lado un niño más pequeño podría tener un IMC ideal, pero podría tener menos músculo y demasiada grasa corporal.

Circunferencia de la cintura CC ó (WC en inglés): esta medida en un niño o adolescente se correlaciona estrechamente con el riesgo futuro de desarrollar diabetes tipo 2 y complicaciones relacionadas con el síndrome metabólico (presión arterial alta, niveles de colesterol anormal y niveles altos de glucosa), ataques cardíacos, derrames cerebrales, daño en los ojos, el corazón y los riñones. La evaluación se realiza con una cinta métrica estirada a través de la circunferencia abdominal más ancha (generalmente justo debajo del nivel del ombligo, por arriba de la cresta celíaca). Cualquier valor por encima del 90 percentil para la edad y el género conlleva el mayor riesgo

Si Necesitas mas información o una Evaluación contáctame.

Estoy aquí para ayudar!!


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Chilhood Obesity


Childhood obesity has become in the last decades a serious health problem, which has reached epidemic proportions. Our sedentary lifestyles, hectic schedules , poor nutrition habits, and diets high in fats and sugars have contributed to a significant increase in children´s and teen´s body weight and BMI.


Diseases which used to be considered “Adults” such as Type 2 Diabetes, High Blood Pressure, Fatty liver, Hypercholesterolemia, etc. are arising at early ages and are affecting children and teens all over the world, which in many cases is a consequence of years of poor eating habits. The predictions in this matter are less than encouraging since the CDC warns that one in three children born in 2000 will become diabetic unless they change their way of eating and become more active. This is also going to be reflected as a Health crisis since Diabetes alone cost the nation $105 billon dollars annually; and this figure is expected to rise as the incidence of the disease rises (Wang & Dietz 2002, Macera and Wang 2000, Diabetes Research Working Group 1999).


Conditions related to Obesity are:

Type 2 Diabetes, Asthma, High Blood Pressure, Cardiovascular Disease, High Cholesterol, Joint Problems, Sleep Disorders, Early Death, Psychosocial problems, Low Self Esteem, Poor body image, Eating Disorders, Mobility, Activity, Isolation, Weight issues into adulthood.

Recently it has become more socially accepted to be overweight or obese since most of the population waistlines are above the recommendations. (Florida State University, Federal Reserve Bank of Boston. Economic Inquiry)


President Barak Obama implemented a Task Force dedicated to help reduce Childhood Obesity to a rate of less than 5 % by 2030. The recommendations were structured around the same four pillars that support the First Lady’s Let’s Move! Initiative which are:


1.- Empowering parents and caregivers to make healthy choices for their families.

2.- Serving healthier food in schools.

3.- Ensuring access to healthy, affordable food.

4.- Increasing physical activity.


Causes:

The causes of Overweight and Obesity are complex including:


1.- Genetic. Obesity tends to run in families; Genetics alone does not cause obesity, this will occur only when a child eats more calories than he or she uses.


2.- Metabolic. Some diseases or disorders may contribute to obesity such a low thyroid function, cushing syndrome, polycystic ovaric syndrome etc.


3.- Behavioral. More and more families are relying in fast foods, processed snacks and high calorie drinks due to their hectic schedules. This foods are high in fat, sugar and/or calories and low in many other nutrients, and also reduces the consumption of healthy foods such as fruits, vegetables and whole grains. Patterns associated with obesity are eating when not hungry and eating while watching TV or doing homework. Only 2 % of school-aged children consume the recommended number of servings from all food groups, and more than 80 % of children and adolescents eat too much total fat and 90% eat too much saturated fat.


4.- Environmental. There is a natural inclination to be influenced by the appearance and behaviors of people around us; Obese people tend to cluster together. Overweight adolescents have a 70% chance of being an overweight or obese adult, If one parent is obese the child has 50% chance of becoming an obese adult, and if both parents are obese the child has an 80% chance. On the other hand if both parents are normal weight the child has a 5-8% chance of becoming an obese adult.


5.- Cultural. Some Countries rely on high calorie, high sugar and high fat foods; as well as the excessive use of starches and white flours in lots of their dishes. In some countries the use of fresh fruits and vegetables is very little due to low availability or excessive cost.


6.- Socioeconomic Status. Low family incomes and having nonworking parents are associated with greater calorie intake for activity level.


7.- Physical Inactivity. Fewer than one in four American children get 30 minutes or more of physical activity per day, and more than three on four get no more than 20 min of vigorous physical activity per week . The popularity of television, computers and video games translate into a more sedentary (inactive) lifestyle; increasing the prevalence of Obesity in children and adolescents .

9 million school-aged children and adolescents are overweight to a degree that directly affects their health (16% national average). (kids health.com)


Diagnosis

A child’s weight is evaluated by his or her primary care pediatrician during regular check-ups and office visits. Weight issues rarely sprout rapidly but rather develop over time.

There are two main tools Health Providers use to assess a child’s weight:


Growth Charts: These charts are used throughout a child’s development to assess growth, both height and weight, as compared to other children the same age and to watch how a child’s body changes over time. The CDC (Centers of Disease Control and Prevention) Charts are based on the measurement of thousands of children the same age, and are the ones used almost by any Doctor or Dietitian. This tables however do not take into account the individual characteristics of each child, this is the consideration of the child’s age and growth pattern. For example, some children gain weight before the growth spurt, and this doesn’t mean they are becoming obese.

Many health care providers define Obesity in a child weighing 20 % or more over the healthy range.


Body Fat Percentage: The percentage of body weight that is fat is a good marker of obesity. Boys over 25% and girls over 32% fat are considered obese. However this is difficult to measure due to the need of special equipment and trained technicians.


Body Mass Index (BMI): This measure is used to assess weight relative to height. It’s the same as the body mass index used to identify adult obesity. BMI is defined in weight in kilograms divided by height in meters squared (kg/m2). BMI is closely related to body fat percentage, but it’s easier to measure; this is the standard for defining obesity in adults but it’s use in children is not universally accepted.

BMI is interpreted differently for adults and for kids There are separate charts for men and woman and adult ones don’t use percentiles at all. The kids charts take growth into account because it’s common for kids to gain weight during certain times in childhood such as puberty.

BMI charts for kids use percentiles to help kids and teens look at their BMI compared with a very large group of people the same age and gender. A healthy weight would be greater than or equal to 5th but less than 85th percentile .

The CDC suggests two levels of concern for children based on the BMI-for-age charts:

1.- “Overweight” greater than or equal to 85th but less than 95th percentiles

2.- “Obese” greater than or equal to the 95th percentile

But the BMI is not the whole story when it comes to someone’s weight. A more muscular kid may have a higher weight and BMI but not have too much fat. A smaller kid could have an ideal BMI, but might have less muscle and too much body fat.


Waist Circumference (WC): This measurement in a child or adolescent correlates closely with the future risk of developing type 2 diabetes and related complications of the metabolic syndrome (high blood pressure, abnormal circulating cholesterol, and other fat levels, heart attacks, stroke and damage to the eyes, heart and kidneys. The assessment is made with a tape measure stretched across the widest abdominal girth (usually at or just below the level of the belly button, called the umbilicus). Any value over the 90th percentile for age and gender carries the highest risk

Commentaires


bottom of page